Moderado optimismo

Situación de la industria europea de los plásticos

This article is available in the following languages:

A pesar de la cantidad de temas que deben abordarse, que van desde los residuos marinos hasta múltiples causas de fuerza mayor que afectan a los proveedores de materiales, la industria europea de los plásticos se presenta en K 2016 con un buen estado de salud y un moderado optimismo. Pero todavía hay muchos obstáculos que superar.

La entidad consultora de la industria de los plásticos, Applied Market Information (AMI), manifestó recientemente que la industria europea de los plásticos “se encuentra en otro periodo de turbulencias y cambio ya que está luchando por salir del estancamiento causado por la primera Gran Recesión de 2008-2009 y la posterior crisis de la zona Euro en 2012-2013”. AMI prevé un crecimiento de la demanda de polímeros por encima del 1 % anual hasta el 2019.

Los proveedores están contentos

En general, los productores de polímeros en Europa se muestran optimistas. En Borealis, por ejemplo, el CEO Mark Garrett mencionó que los márgenes industriales integrados de las poliolefinas estaban en sus máximos históricos. Destacó que los precios de la poliolefina se han visto afectados por una fuerte demanda combinada con un déficit del suministro, en particular el resultante de unas paradas de producción no planificadas.

Los procesadores están más ocupados

Han mejorado las previsiones para la industria del procesamiento de los plásticos en toda Europa y hay asociaciones comerciales en varios países que informan un crecimiento. Incluso en Italia, donde el consumo ha sido plano, en el mejor de los casos, por algún tiempo, la asociación de equipos Assocomaplast informa una fuerte tendencia al alza en los pedidos. En Alemania, incluso después de un año récord en 2014, el sector siguió experimentando un moderado crecimiento el pasado año. Pero Dirk Westerheide, presidente de la asociación del sector de procesamiento de los plástico del país (GKV), lamentó las importantes dificultades en el suministro y la evolución muy volátil de los precios de las materias primas, especialmente en el polietileno y el polipropileno.

El suministro de materiales ha sido inestable

Los procesadores de plásticos de todo el continente encontraron dificultades para obtener materias primas durante el pasado año. Diversas plantas importantes de poliolefina en Europa permanecieron paradas durante periodos de tiempo prolongados y las condiciones marco económicas y comerciales globales dificultaron a los procesadores obtener materiales en los mercados internacionales. Sin embargo, estos factores no solo incluyeron el debilitamiento relativo del euro frente al dólar estadounidense, sino que también continuó la fuerte demanda de plásticos en Asia y los EE.UU. Los indicios apuntan a que la volatilidad de los precios será inferior este año.

La situación llevó a que la asociación comercial paraguas European Plastics Converters (EuPC) estableciera la Alianza de Polímeros para Europa, para “proporcionar información detallada sobre el mercado actual de los polímeros y apoyar a los usuarios de materias primas a través de su red de asociaciones nacionales de plásticos, así como ayudar a las empresas a solicitar la suspensión de determinados aranceles de importación de la UE para mitigar las carencias en los mercados de polímeros”, según el Presidente de EuPC, Michael Kundel.

En febrero, la Alianza de Polímeros para Europa presentó su encuesta online de satisfacción de los clientes para toda Europa, con el fin de premiar a los mejores productores de polímeros de Europa. “Decidimos comenzar por los Premios a los Mejores Productores de Polímeros de Europa para volver a establecer una buena comunicación entre los usuarios de polímeros y sus proveedores, que evidentemente se ha visto afectada últimamente”, manifiesta Ron Marsh, presidente de Alliance.

La energía sigue siendo demasiado cara

Los costes de energía son muy importantes para toda la industria de los plásticos. Las empresas de la industria alemana han sido especialmente insistentes en sus reclamaciones, ya que los precios están entre los más altos de Europa y la industria química alemana también está preocupada por su caída de la competitividad internacional, especialmente respecto a las empresas norteamericanas, que tienen la ventaja del gas de esquisto. Muchos ojos están puestos ahora en el gigante petroquímico Ineos, que recientemente ha empezado a importar etano a Noruega desde el campo Marcellus Shale, en los EE.UU. El primer polietileno con base de esquisto de Europa llegará al mercado en pocos meses. Ineos va a empezar también la exploración de gas de esquisto en el RU, aunque no tiene previsto iniciar el fracking en 2016. Desea utilizar gas de esquisto como energía, así como una materia prima de polímero.

La economía circular

Además de la preocupación sobre los materiales y el suministro de energía, está creciendo también la concienciación en Europa de que debe hacerse mucho todavía sobre el uso, reutilización y conservación de los valiosos plásticos. A finales del pasado año, la Comisión Europea adoptó lo que se considera un nuevo y ambicioso “Paquete de Economía Circular” (CEP), que se dice que “contribuirá a cerrar el bucle de ciclos de vida de los productos mediante un mayor reciclaje y reutilización y aportará beneficios para el medio ambiente y la economía”.

La Comisión ha propuesto revisar la legislación sobre residuos. Los elementos clave incluyen un objetivo común en la UE para reciclar el 75 % de los residuos de embalajes para 2030 y la prohibición del vertido de los residuos recogidos clasificados. “Menos del 25 % de los residuos de plásticos recogidos se recicla y, aproximadamente, el 50 % va al vertedero”, afirma la Comisión.

La asociación comercial The PlasticsEurope, que agrupa a los fabricantes de plásticos, ha acogido favorablemente el CEP “como un paso más hacia la eficiencia de los recursos”, pero ha manifestado preocupaciones. “La industria europea de los plásticos ha venido reclamando una restricción del vertido de todo lo reciclable, así como de otros residuos posconsumo recuperables, que fuese legalmente vinculante, para 2025”, afirma. “A pesar de que un objetivo del 10 % constituye un paso en la dirección correcta, sigue siendo un tímido intento de poner fin a los vertidos de todos los residuos que puedan usarse como recurso”.

European Bioplastics (EUBP), la asociación comercial de los proveedores de plásticos biobasados, se mostró más entusiasta con el informe. Opina que “deben promocionarse los sectores que miran al futuro con fuertes credenciales medioambientales y potencial de crecimiento, como los bioplásticos”. Pronostica que para 2025 las capacidades de producción de bioplásticos dentro de la UE se habrán multiplicado por veinte, llegando a 5,7 millones de toneladas.

¿Una nueva revolución industrial?

A pesar de todas estas preocupaciones, la industria de los plásticos europea tiene sus ojos puestos totalmente en el futuro. Muchas empresas de maquinaria europeas, probablemente, tendrán claramente visible el número 4.0 en sus stands en K 2016, ya que proponen sus soluciones para fábricas “inteligentes” que operan dentro del Internet Industrial de las Cosas (IIoT). 4.0 se refiere a la industria 4.0, un término inventado en Alemania para designar lo que se percibe como la cuarta revolución industrial y el gobierno alemán tiene previsto asegurarse de que la industria alemana esté a la cabeza. Los que proponen Industria 4.0 dicen que representa un cambio paradigmático de la producción centralizada a la descentralizada.

“Industria 4.0 es, por encima de todo, una cosa: una enorme oportunidad que queremos aprovechar junto con nuestros clientes”, afirma el Dr Stefan Engleder, CTO de la empresa Engel, especializada en tecnología de inyección. Sin embargo, no considera que la palabra “revolución” sea muy apropiada. “Los cambios que estamos experimentando actualmente son más como una evolución”, comenta. “Para nosotros, Industry 4.0 no es una idea nueva, sino una práctica diaria ya establecida en muchas áreas”. Sin duda, otras personas del sector estarán de acuerdo.

También para los procesadores de plásticos, las nuevas tecnologías digitales ofrecen nuevas perspectivas, dice el Sr. Westerheide de GKV. “K 2016 ofrecerá una excelente oportunidad de explorar las ventajas que ofrece la digitalización de nuestra industria”, afirma.

Departamento de prensa K 2019

Eva Rugenstein
(Abteilungsleitung)
Tel.: +49 (0)211 4560-240
Fax: +49 (0)211 4560-87240
RugensteinE@messe-duesseldorf.de

Desislava Angelova
(Sekretariat der Abteilungsleitung)
Tel.: +49 (0)211 4560-242
Fax: +49 (0)211 4560-87242
AngelovaD@messe-duesseldorf.de

Sabrina Giewald
(Sekretariat der Abteilungsleitung)
Tel.: +49 (0)211 4560-242
Fax: +49 (0)211 4560-87242
GiewaldS@messe-duesseldorf.de

En caso de publicación, agradeceremos el envío de un ejemplar para documentación.