22.07.2010

Gneuß Kunststofftechnik GmbH

Ahora completamente libre de mercurio/ Transductores de Presión de masa fundida seguros,de alta precisión y confiabilidad totalmente respetuosos del medio ambiente

Transductor de Presión y Sensor de Temperatura para masas fu
Todos los transductores de presión de masa de Gneuss Kunststofftechnik GmbH ahora se suministran sin mercurio. Con este cambio al medio no tóxico NTXTM Gneuss, de Bad Oeynhausen, Alemania fija nuevos estándares con respecto a seguridad y a productos respetuosos del medio ambiente mientras que al mismo tiempo proporciona mediciones
totalmente exactas.

Los transductores de presión de masa de Gneuss se caracterizan no sólo por su alta exactitud de la medida y medio no tóxico. Funcionan igualmente comparado con los sensores convencionales y en la mayoría de los casos son, de hecho, más exactos que los sensores convencionales, con un mejor comportamiento de la temperatura. Los sensores de presión de masa de NTXTM pueden ser utilizados sin ningunas restricciones en usos de alta temperatura y tener una desviación extremadamente baja temperatura. Los sensores libres del mercurio por supuesto tienen las mismas ventajas que todos los productos de la tecnología de medición de Gneuss, tales como tratamiento superficial especial para una mejor resistencia a la abrasión y protección contra productos con altas características de adherencia. Gracias a su última tecnología del diafragma son extremadamente confiables y están incluso disponibles con un diafragma calefaccionado (patentado) y ofrecen optimización de recursos excelente. Estos sensores están disponibles em las versiones com o sin el amplificador integrado, también están disponibles para los ambientes y el protocolo a prueba de explosiones y protocolo HART.

La segunda novedad que Gneuss presentará en Düsseldorf es el sistema de vigilancia de la presión de la extrusora (EPM) que asegura un alto nivel de la seguridad para los operadores y las máquinas mismas. Con el sistema EPM, Gneuss es la primera compañía en responder y adecuarse a las nuevas pautas europeas para la extrusión (EN 1114) que entraron en vigencia al principio de este año y que especifican mayores niveles de seguridad de corte con respecto a la sobrecarga de presión en los extrusores.