09/28/2010

Waldorf Technik GmbH & Co. KG

“No vendemos instalaciones, sino seguridad”

Waldorf Technik GmbH & Co. KG, de Engen, en Baden-Württemberg, está especializada en la automatización de producciones de moldeado por inyección. La compañía apuesta por lo que más aprecian los clientes en el campo de la tecnología médica. Este fabricante de máquinas especiales se ha clasificado ya por segunda vez para la famosa distinción “Top 100 – las empresas medianas más innovadoras”. En K 2010 Waldorf Technik está representada en Netstal, pabellón 15, Stand D24 y en Sumitomo Demag, pabellón 15, Stand D22, así como con un stand informativo propio, pabellón 7A, Stand B02. En Netstal se presenta la mayor instalación tecnológica médica específica para cavidades que se haya exhibido nunca en la K.

Plástico por encima de todo
“Conseguimos soluciones innovadoras para la tecnología médica y la industria del envase”, dice Wolfgang Czizegg, gerente de Waldorf Technik. Para los proveedores de tecnología médica se diseñan automatizaciones de máquinas de moldeo por inyección, para artículos de consumo como lentes de contacto, material de laboratorio como pipetas o cubetas, lápices de inyección para insulina o cápsulas de petri; resumiendo: todo aquello de plástico que se usa en grandes cantidades en la tecnología médica. “En el campo del envase abrimos un nuevo mercado con el plástico en lugar de vidrio y hojalata”, afirma Wolfgang Czizegg.

Posible récord en la feria K 2010
En la feria K2010, Waldorf Technik estará representada en tres stands y se concentrará totalmente en la tecnología médica. En Netstal, en el pabellón 15, stand D24, se presenta una máquina con 96 cavidades que pude constituir un récord. “Es la mayor instalación de su tipo que se haya mostrado nunca en la K”, señala Czizegg. Con ese sistema se fabrican elementos de gran producción para un producto médico. “El producto debe seguir circulando siempre igual, con lo que incluso en caso de problemas en el proceso de inyección ninguna cavidad queda desconectada o atascada”, explica Czizegg. Las 96 pinzas para la extracción de las piezas se controlan individualmente para poder reaccionar de forma flexible ante posibles problemas. “Pero si en el contexto del continuo control de calidad se bloquea una cavidad, toda la célula de producción sigue funcionando sin alteración, para mantener el equilibrio del flujo de moldeo. El robot excluye inmediatamente los productos eventualmente bloqueados.” afirma Czizegg. Las 96 piezas no se colocan en un recipiente común, sino que se distribuyen por grupos en 16 recipientes. “Todas las piezas aceptables son utilizadas, e incluso si más tarde aparece un defecto en la cadena de suministro, los lotes afectados pueden ser identificados y separados fácilmente. El proveedor puede mantener siempre el suministro”, informa Czizegg. Una capacidad de suministro sostenible es un criterio importante. Por ejemplo, un paciente diabético debe tener la seguridad de obtener siempre su lápiz habitual. También la calidad del producto debe estar garantizada en todo momento. “La validación y la capacidad de suministro son esenciales para el éxito en el mercado. Nos ocupamos de ello y en el stand de Netstal mostramos cómo funciona la seguridad en la Cadena de Suministro”, dice Czizegg. En Sumitomo Demag, en el pabellón 15, stand D22, se sitúa en el centro una instalación modular para la producción de puntas de pipetas con 32 cavidades, que pueden ampliarse a 64. Se muestra la extracción y las bandejas orientadas a las cavidades. En este sistema tan abierto, el control está garantizado mediante instalaciones de cámaras – y la máxima prioridad es una calidad del producto del 100% junto a la geometría de las pipetas. “El principio tiene una concepción totalmente modular. Da igual qué funciones adicionales, como montaje de filtro, otros diversos controles de calidad o la formación de unidades de envasado, sean también necesarias; esas funciones pueden ser añadidas o intercambiadas a gusto del cliente individual”, explica Czizegg. Adicionalmente a los stands de compañías, Waldorf Technik está representada en la K 2010 con su propio stand en la presentación global WVIB en el pabellón 7A, Stand B02.

Seguridad con mayúsculas
“La presión de la competencia es mayor en la industria del envase que en la tecnología médica. Las empresas deben adaptarse a líneas de llenado y es frecuente que no tengan productos propios. La presión del precio es allí significativamente superior”, constata Czizegg. Waldorf Technik hace frente a la creciente demanda de procesos de fabricación cada vez más seguros, rápidos y productivos mediante ingeniería innovadora. Según Czizegg: “Hacemos frente a la competencia con mucha capacidad de ingeniería. Como constructores de maquinaria estudiamos en detalle el negocio del cliente, nos centramos en el problema básico del proceso correspondiente y el mercado del cliente, y luego desarrollamos exactamente la instalación que soluciona esa tarea. Los robots tienen frecuentemente una estructura modular, y pueden ser convertidos rápidamente en nuevos productos. El mercado es poco innovador y avanza siguiendo ciclos en general; para tener éxito es importante identificar lo que realmente necesitan los clientes, y reaccionar ante ello rápidamente“.Como subraya Czizegg, los proveedores de tecnología médica quieren comprar seguridad en el proceso: “Expertos del campo de la medicina realizan análisis de proceso y riesgo y elaboran un proyecto. Se evalúa el riesgo, y luego se procede en detalle al establecimiento de la estrategia de seguridad individual conjuntamente con el cliente. Para nuestros clientes esto es la característica definitiva: Simulamos riesgos y “saboteamos” los procesos de producción en el campo de pruebas, para identificar todas las eventualidades y poder ofrecer así una máxima seguridad.” Esa es la receta para el éxito de Wolfgang Czizegg. “No vendemos instalaciones, sino seguridad.”



Tres importantes procedimientos para envases de barrera
Wolfgang Czizegg considera que la tendencia es la sustitución a medio plazo del vidrio y las latas por soluciones en plástico. Actualmente existen en el mercado tres procedimientos de producción que marcan tendencia y de los que Waldorf Technik es precursora: “Uno es la fabricación de vasos con In-Mould-Labelling (etiquetado en molde). Así se producen envases en un único ciclo de trabajo de moldeo por inyección en numerosas cavidades. La protección de barrera está ya presente así en la etiqueta”, explica Czizegg. La segunda posibilidad es que el plástico de barrera sea inyectado como capa intermedia con los materiales polipropileno y EVOH, que tiene propiedades de barrera de gas. Según Czizegg: “Así no emigra ni oxígeno ni vapor de agua hacia dentro o hacia fuera del envase. Como el EVOH hasta ahora no era comprobable ni detectable con los métodos tradicionales en los procesos de producción en línea de envases, apenas se aplicaba en el proceso de moldeo por inyección.“ Pero ahora en el nuevo módulo automático Check`n Pack® se incorpora un dispositivo de control especial que hará identificable el EVOH. El ahorro en costes de producción y logística frente a las latas en ese procedimiento es de aproximadamente el 40 por ciento. En el tercer procedimiento se trata de recipientes fabricados por moldeo por inyección convencional, con una capa de barrera. La finísima capa se aplica, tiene una densidad parecida al vidrio y posee potencial para sustituir a las soluciones de envasado tradicionales, como el vidrio, la hojalata o el aluminio. Waldorf Technik se ha convertido ahora en especialista en los tres procedimientos y ocupa una posición líder a nivel mundial.

Rumbo al éxito incluso con la crisis
En Waldorf Technik desde hace años la evolución apunta hacia arriba. La empresa, que cuenta ahora con 96 empleados, tiene desde finales de 2008 una sucursal propia también en los EE UU. Sus principales mercados están en Europa Central y los países escandinavos, así como también de forma creciente en Irlanda/ Reino Unido, Oriente Medio y América. Se han contratado nuevos representantes de ventas en Inglaterra y Francia. En la planta de Engen Waldorf Technik se está duplicando actualmente la superficie de producción. El equipo técnico se refuerza sobre todo en desarrollo y venta, y se instala un nuevo sistema informático. En 2008, la empresa pudo alcanzar un aumento de venta del 30 por ciento, y en 2009, incluso a pesar de la crisis, se alcanzó un incremento del 16 por ciento. Wolfgang Czizegg se muestra optimista también para 2010: “Esto puede seguir tranquilamente como en los últimos años. Evolucionamos muy rápidamente, pero con la mirada fija en la estabilidad a largo plazo de nuestra empresa – esto es tan importante para nuestros clientes como para nuestros empleados.” Una expresión de la tendencia hacia arriba es también la renovada calificación para las empresas “Top 100”. En esa competición, que abarca todos los sectores, se revisa con lupa la gestión de la innovación en empresas medianas. Así se detectan y distinguen las compañías alemanas más ricas en ideas y más dispuestas al cambio.